Disenia mexico

12 pistas que necesitamos para entender la moda mexicana actual

17 septiembre, 2015
Por: Amira Saim

Disenia es un proyecto que se ha ido extendiendo a toda América Latina: su misión es ser la mejor tienda online de diseño de la región. Aquí les relato sobre esta Start up en México y las tendencias de la moda mexicana.

En febrero de este año comencé a trabajar como directora editorial y curadora de Disenia.mx. La disciplina y voluntad de los hermanos Odreman, Rafael y Reinaldo, los llevó en 2012 a entrar en la segunda convocatoria de Wayra, esa iniciativa de Telefónica para acelerar buenas ideas. En 2013 nace Disenia Venezuela (Disenia.co) al año siguiente Disenia Chile, también impulsada por otra aceleradora de negocios, Start Up Chile, esta vez una iniciativa del gobierno chileno, las cosas buenas que pasan en un país organizado. En 2015, los Odreman llegan a México, acelerados por una aceleradora de negocios de Sillicon Valley, con representación en Latinoamérica, llamada 500 Start ups, que también invirtió en la empresa.

Tres años, tres países, tres convocatorias ganadas. Por eso, cuando estos darlings de las aceleradoras de negocios y los inversionistas te ofrecen trabajar con ellos, no puedes decir otra cosa que sí.

Lo mío es la moda. Escribir y hablar sobre esta industria que encuentro apasionante y México es un mercado tan amplio como complejo. Le tenía muchas ganas, por decirlo de alguna manera. Conocer sus marcas, sus publicaciones, sus fábricas, su street style. Creo que si no estuviera en Disenia, buscando diseñadores y nuevas marcas, como lo requiere parte de mi trabajo, seguramente lo estuviera haciendo por hobby.

Todavía nos falta mucho en esto de conocer bien las propuestas en moda y diseño que ofrece esta ciudad. A menos de un año de estar residenciados aquí, ya estamos saliendo de la etapa de encandilamiento y comenzamos a entender un poco más de qué va la escena creativa de Ciudad de México. Lo que sabemos es mínimo, casi como lo que sabía el resto de la Tierra la primera vez que vieron a Plutón, pero lo que sí podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, es que es un caldo de cultivo de creatividad en diversas nacionalidades y con referencias nada superficiales.

Los bazares, que tienen lugar semanalmente son los espacios para ver y dejarse ver. La Lonja Mercantil es en el que se presentan las marcas más high end (y más caras) y Tráfico Bazar es el más popular y consigues propuestas más diversas (y baratas)

Hay tiendas multimarcas que dan todo su apoyo al talento local, que están a pie de calle y, así como los bazares, también tienen una curaduría y una identidad muy marcada. Destacan Happening Store en San Ángel y Common People en la Juárez. A todos estos lugares hay que ir, pues la idea es que Disenia sea una versión online de este tipo de tiendas, pero más atractiva aún porque tenemos marcas de otros países con productos únicos en México.

La joyería es lo que mejor trabajan los diseñadores mexicanos, o por lo menos, lo que hemos llegado a ver. Lo volúmenes prehispánicos y de los muralistas se traducen, hoy en día, en piezas imponentes, impecablemente hechas si así lo quieren o toscas a propósito, porque pueden y quieren. Recurren mucho a la naturaleza como inspiración y a su propia cultura. Cómo no hacerlo si es una ciudad que visualmente te inspira hasta en los lugares menos estéticos, algún edificio, algún mural, algún museo, algún monumento te puede despertar algo. Vale la pena buscar el trabajo de la marca Varón, Daniela Villegas y una mucho más emergente, Omoari.

En cuanto a ropa, me ha llamado la atención el rol que están cumpliendo algunos extranjeros que están triunfando aquí. Como es el caso de Vanessa Guckel de Cihuah, una francesa con una estética minimalista y estructurada, casi japonesa con una sensualidad que sólo la puede dar un lugar como México. Su marca crece y crece y es una de las favoritas de las revistas de moda del país.

Otro caso es el de Natali Snajdermann, de Minhk, una argentina que ya tiene acento mexicano, dedicada al diseño y producción de zapatos de piel. Uno de los logros de Disenia pues ya está vendiendo con nosotros. Natali llegó a México hace cuatro años y hace uno tiene su marca. En ese corto tiempo ya fue semifinalista del concurso Who’s on Next de Vogue y cada vez más se escucha de ella.

De las marcas mexicanas establecidas, destaca Lorena Saravia, su tienda en la calle Mazaryk es una visita obligada. Yakampot que es el consentido de las revistas y con mucha razón, pues su propuesta es muy urbana, con cierto riesgo mínimal que recuerda a Narciso Rodríguez o al Chloé de Karl Lagerfeld. Y, si me preguntan, qué nombres tendrían que anotar con futuro prometedor, sin duda Trista, ganadores de de Who’s On Next de Vogue de este año, una marca que maneja volúmenes y materiales inesperados, con siluetas atrevidas pero con cortes sencillos y una confección impecable. Y, por último, Arkatha, dos hermanas, Arianne y Thalía Navarro, que sólo tienen dos años con la marca y son muy jóvenes, pero que si siguen aplicadas como van y con el vigor con el que hacen las cosas, la manera cómo reinterpretan básicos del clóset las podrá llevar muy lejos.

www.disenia.mx