Christian-Grey

5 consejos para ser mas seductor que Christian Grey

11 febrero, 2016
Por: Ana María Khan

¿Deseas tener en tus manos una guía rápida para hacer que las mujeres caigan rendidas a tus pies? ¿Quieres seducir a las mujeres como lo hace en 50 Sombras de Grey, Christian Grey con Anastasia Steele? Te la damos, pero necesitas tener, eso sí, ganas, esfuerzo, dedicación y mucha pasión. La recompensa será medida en gemidos, caricias, jadeos, pieles erizadas y, ¿por qué no?, amor.

1. Instrúyete

Para ser un buen amante no basta con tener un pene de dimensiones considerables (aunque nadie puede negar que ayuda). Un tipo al que le gusta verdaderamente el sexo sabe que los instintos en cosas de cama no son suficientes cuando se quiere pasar mucho tiempo explorando un cuerpo ajeno.

Toca inventar, crear, explorar y para eso sirve ver porno, leer y sobre todo entender cómo reacciona el cuerpo del amante ante diferencias caricias. Los más exhaustivos pueden remontarse a los ensayos de Masters & Johnson. Otros querrán ser  Rocco Sigfredi, pero basta asomarse al Instagram o al Twitter de Nacho Vidal para darse cuenta que ser un amante es un trabajo que requiere curiosidad, tesón, disciplina, entrenamiento físico y muchas ganas.

Lánzate a tratar de entender qué es lo que necesita una mujer para llegar al orgasmo. No es casual que sea más efectivo el viagra masculino que su versión para féminas. Es cierto, a las mujeres se les toma por el cerebro, pero estamos seguros que agradecerán que sepas dónde queda su clítoris y que la explores con tus dedos para tratar de descifrar cómo estimularlo con tu pene desde dentro de la vagina.

2. Busca asistencia

Macho que se respete sabe muy bien que el cuerpo de la mujer es una máquina compleja y que la mayoría de ellas encuentran más placer en la manipulación del clítoris que en la penetración. Traer como estrella invitada a las faenas amorosas la presencia de un vibrador garantiza alegría para todos. Una opción interesante porque requiere la presencia activa del varón es el nuevo anillo vibrador Pino de la conocida casa de juguetes sexuales Lelo. Está diseñado para el hombre moderno. Es simple y sofisticado pero sobre todo, eficaz. El silicón en el que está elaborado es un terciopelo que acaricia tu piel y logrará dejar exhausta a tu pareja con sus diez patrones de vibración y sus seis velocidades.

3. Culturízate

Damos por sentado que ya sabes lo qué es la eyaculación femenina o squirting, que nadie necesita explicarte todas las terminaciones nerviosas que se pueden encontrar en los pezones de una mujer, que existen los besos en los ojos para acaricias las pestañas. Pero, más allá de tu bagaje en asuntos sexuales debes recordar que el mayor y más efectivo órgano sexual que tenemos los seres humanos es la cabeza.

Un repaso de los clásicos del erotismo como La historia de O puede ayudarte a mostrar a tu amante (si es una jovencita) que el sado existe antes de E.L. James. Leer las crónicas acerca de la peruana Gabriela Weiner puede ayudarnos a entender que la sexualidad es una forma de ejercer nuestra creatividad. Y que el acto sexual, con una finalidad diferente a la de procrear, es lo que nos convierte en una de las criaturas mas sofisticadas del planeta y porqué no, en humanos.

4. Olvida los lugares comunes

Sí, lo sabemos, Adriana Lima y Gigi Hadid pueden provocar erecciones fugaces en más de uno. Y sabemos que a casi todas las chicas les gusta recibir un regalito de Victoria’s Secret, pero nunca está de más explorar otras opciones. No existe nada más seductor que un hombre capaz de huir de los estereotipos y que indague mucho hasta encontrar lo que combina con el gusto de su pareja y con el apetito que lo anima. Este liguero de la firma inglesa Bordelle activa la imaginación de cualquiera a la hora de pensar qué cadena se puede atar a esos aros de oro de 18 kilates.

5. Sé gentil

Incluso si tu pareja y tú se decantan por practicas extremas, como las camas al vacío de látex, la asfixia erótica o les «pone» decirse cochinadas en la cama. Recuerda que no hay nada más erótico que la gentileza. Se puede sostener con fuerza un cuerpo sin perder ni por segundo la compostura en un mundo donde todavía el maltrato femenino es ley, la gentileza se impone como el mayor arma de seducción. Recuerda el principio básico del shibari, el arte japonés de las cuerdas para quien atar es una forma de abrazar.