5 postres que todo adicto al chocolate debería probar

2 marzo, 2016
Por: Team Complot

Que Dios existe es una verdad que todo adicto al Teobroma Cacao procesado sabe y cultiva. “Dios no es el chocolate, es el reencuentro entre el chocolate y un paladar capaz de apreciarlo” escribió la belga Amélie Nothomb que salió de un estado cataléptico a los tres años cuando su abuela le metió un trozo de chocolate en la boca. Un encuentro con la divinidad es lo que va a experimentar todo chocoholic cuando pruebe alguno de estos postres por los que vale la pena salir corriendo a comprar un boleto aereo.

 

Eclaire de chocolate con avellana y royaltine

Tickets Bar Barcelona

 

Eclaire de chocolate con avellana y royaltine. #tickets

 

A photo posted by Luis Payol (@lpayol) on

  “En la vida tapa no hay lugar para el aburrimiento, para la tristeza y la soledad, lo hay para las risas, la complicidad y las buenas compañías”. Albert Adria sabe como pocos que la mesa es un lugar para experimentar algo parecido a eso que llaman felicidad. Durante años tuvo la misión de poner el punto final a las creaciones de su hermano el ya mítico Ferrán Adría en El Bulli. Hoy por hoy está considerado el mejor pastelero del mundo y en uno de sus restaurantes Tickets Barcelona (con una estrella Michelin) es posible degustar esta variación del clásico Eclaire. Con avellana y royaltine este es crujiente pero sedoso, pecaminoso y apetitoso punto final. Aqui el chocolate amargo se ve realzado con el mix de nueces y la textura del royaltine. www.ticketsbar.es

Tarta de Chocolate

Les Cocottes París

Christian Constant’s famous chocolate cake | 📍 Les Cocottes; Paris, France | 📷: @parisrouz A photo posted by YUMNIVORE (@yumnivore) on

Christian Constant tiene el alma de un Escoffier moderno que pretende llegar a todos los gustos, cantar loas a todos los productos y elaborar todo tipo de platos. Después de su paso por los hoteles Crillon y Ritz de París, este chef con dos estrellas Michelin a sus espaldas, ha jugado a democratizar su cocina con la apertura de numerosos restaurantes que llevan su firma. Entre ellos unos bistrot frances llamados Les Cocottes. Estilosos pero simples y sencillos la estrella de este restaurante donde se sirven platillos hechos en cazuelas de hierro (las cocottes en francés, de ahí el nombre) es una torta conocida como “La fabuleuse tarte au chocolat de Christian Constant”. Es Oscura y untuosa, impregna la lengua y el paladar por largo rato y encuentra su contrapunto perfecto en el punto de crema chantilly que la acompaña.  Les Cococottes

Souffle Vulcano Espresso

  Restaurante Elena Buenos Aires

Ni es souffle, ni es fondant, ni es sólo chocolate. El pastelero del Hotel Four Seasons Buenos Aires, el argentino Joaquin Grimaldi, creo para la carta de Elena restaurante un  postre que esta hecho a la manera de un soufflé pero que no tiene nada que ver. En su seno se agita un centro morbido que tiene la deliciosa cadencia de un chocolate fluido con espresso que levanta animos,  aviva enamoramientos y convierte a muchos en adictos. Elaborado con cacao amargo belga este postre es el colofón perfecto a cualquier comida. www.elenaponyline.com/

Goloso: Dentro de la tierra está la tradición

Biko Ciudad de México

Mikel Alonso nació en Francia pero su corazón, su alma y su cocina son a ratos mexicano, a ratos vasca.  Biko su restaurante está entre los 50 mejores del mundo. Su carta se debate entre lo tradicional y la vanguardia y son tan bellos a la vista como respetuosos en boca. para conocerlo nada mejor que probar el menú degustación que acaba con una explosión de sabores que tiene cacao, ajonjolí, crema de vainilla, almendras y polvo de pastel de chocolate. Qué más se puede pedir. biko.com.mx

Tierra de Cacao

 

Restaurante Alto Caracas 

Carlos García considerado por muchos uno de los chef más innovadores de América Latina creo  para su menú “Siembra Cacao” un postre que condensa toda la complejidad del chocolate venezolano.  Cacao en diferentes texturas e intensidades, con toques de sal y ají dulce confluyen en un postre orgásmico. Este dulce terruño cita a  cinco cepas de cacao cultivadas en la Hacienda San José, en Paria  (Allí, la familia Franceschi cultiva cacao desde hace casi dos siglos). Toda la tierra está elaborada con cacao 70 %, y es por decir lo más obvio una forma de conocer el éxtasis en la tierra. altorestaurante.com