AQ-acqualina-resort-tacos

Los 5 platos que necesitas probar sentado frente al mar

6 septiembre, 2015
Por: Leonardo Dávalos

El restaurante AQ, del Acqualina Resort & Spa, en Sunny Isles, es uno de los secretos mejor guardados de Miami. No son muchos los restaurantes en los que puedes comer al fresco, disfrutando de la vista de las olas rompiendo en la arena y además la propuesta del chef Anthony Domínguez bien vale la visita.

En la suntuosa entrada del edificio en dónde nos espera el valet parking, se consiguen en fila estacionados, no menos de una veintena de Rolls Royce modelos Phantom 2015, una docena de coches Ferrari y así vamos descubriendo o adivinando a qué tipo de comprador va dirigido el mercadeo del complejo turístico.

AQ-acqualina-resort

Una vez que sobrepasas el umbral, el diseño interior se encarga de darte la bienvenida, es mucho mas sobrio que su exterior, y nos entrega una discreta elegancia de influencias asiáticas, maderas obscuras, intimista y acogedor.

De allí nos dirigimos al restaurante AQ, donde nos espera una reservación para cenar. Probaremos la nueva carta de verano –vigente incluso durante todo el mes de Septiembre- creación del Chef Anthony Domínguez. El lugar tiene dos ambientes donde caben 110 comensales aproximadamente. La mitad de ellos en un espacio interno y la otra mitad en una deliciosa terraza con vista al mar, rodeada de vegetación y brisa marina. No es muy complicado adivinar cuál espacio escogimos esa noche. Después de todo cenar a pocos pasos de la orilla, es un placer que no tiene precio. Un verdadero lujo, aun para Miami Beach.

AQ-acqualina-resort-melon-gazpacho

Gazpacho de melón

El chef, esa noche de luna llena, nos tiene preparada una degustación con lo mejor del menú. Si van a comer a un lugar por primera vez, mi mejor consejo es que se pongan en manos de los que saben. En este caso el Sr. Domínguez y nuestra anfitriona de mesa, que nos ofrece una copa de Veuve Clicquot rosé para comenzar la velada. Lo primero que nos llega es un fantástico gazpacho con yogurt, melón, tomate, zanahoria, celery, un toque de aceite de oliva y hojitas de albahaca. Francamente les puedo decir que este plato era exactamente la entrada ideal para una cálida noche de verano.

AQ-acqualina-resort-tuna-tacos

Tacos de atún

Seguidamente nos ofrecieron un Santa Margherita Pinot Grigio para acompañar unos exquisitos tacos de atún en salsa yuzu, puré de aguacate y hojitas de cilantro. Sencillamente estelares! Y el pairing con el Pinot Grigio probablemente los convirtió en adictivos. Con decirles que uno se queda con ganas de pedir mas tacos y olvidarse del resto de la carta. Ya se imaginan…

AQ-acqualina-resort-pulpo

Pulpo marinado en vino a la parrilla

Aún con el sabor del taco en el paladar, pasamos a degustar un Pulpo agridulce, marinada con una reducción de vino por 20 horas y cocinado a la parrilla con limón y miel. Complementa y redondea el plato, un Antica, un fresco Chardonnay de Napa Valley.

La luz de la Luna llena, el sonido del mar en la orilla, el aire cálido y sensual de esa brisa marina, sumado a los sabores de la noche, conspiraron a favor de nosotros. Y claro está el amable servicio y esa auténtica, apasionada inspiración de este creador de fogones, el chef Anthony, dan ese toque mágico a la velada. Su oferta de inspiración mediterránea la logra utilizando -como nos confiesa- únicamente los ingredientes mas frescos. Entiende de cocina, él sabe tratar personalmente a un comensal y lo seduce con sus creaciones. Su lenguaje está en sus platos.

Y nos sigue hablando en italiano: Rigatoni al Fresco, románticos y en su punto, unos rigatoni con calabaza de verano, zanahoria, radichio y berros. Para exaltar los sabores del platillo, bebemos la gracia que ofrece Villa María, un generoso Sauvignon Blanc de Nueva Zelandia.

AQ-acqualina-resort-seafood-pasta

Tagliatelle con langosta

Y como el chef ve que le entendemos, que funciona ese juego del plato que llega lleno y se marcha vacío de la mesa, entonces decide dar su estocada final con unos contundentes tagliatelle con langosta, bañados con aceite de oliva Alberquina y tomates San Marzano, y un tope de hojitas frescas de albahaca. Aromas que se desprenden, sabores que conquistan. Y el vino? Un Roco, Pinot Noir de Willamete Valley. Novedoso matrimonio que tomamos como una aventura. Porque si uno no vive en la vida al menos un affair, entonces difícilmente podemos decir que hemos vivido.

AQ-acqualina-resort-postres

Los postres

Café y postres, pero saborear el Oporto Delaforce, fue quizás la mejor forma de despedir esa noche de verano, cálida y seductora, como lo fue la Luna.

AQ de Acqualina Resort& Spa

17875 Collins Avenue, Sunny Isles Beach. Teléfono +1 305 918 8000

www.acqualinaresort.com