At-Six-Hotel-Estocolmo-1

At Six, un espectacular hotel design en el corazón de Escandinavia

5 julio, 2018
Por: Pedro Maal

Estocolmo es una ciudad muy bella y sofisticada. Es muy probable que esa armonía que posee la ciudad, esa equilibrada e impresionante belleza que conforma su arquitectura con el espectacular emplazamiento natural geográfico, lleve a sus habitantes a percibir el buen diseño como parte de su vida cotidiana. Dentro de ese contexto el reto para un nuevo hotel podría ser crear algo que supere a lo existente sin romper ese equilibrio. El nuevo Hotel At Six nació con ese concepto: convertirse en el mejor hotel de lujo y diseño de la capital sueca.

Petter Sordalen, el propietario de los Nordic Hotels & Resorts, uno de los hoteleros más innovadores y poco convencionales del planeta, decidió transformar por completo un edificio de los años 70, en la cual funcionaba anteriormente la sede del Swedbank, para construir allí su nuevo hotel en Estocolmo,

At-Six-Exterior_Lasse-Olsson-Photo-5052

Exterior desde la plaza (fotografía: Lasse Olsson)

Localizado en el número 6 de la plaza Brunkebergstorg (de allí su nombre), este edificio diseñado en la década de los 70 por los arquitectos suecos Boijsen & Efervgren originalmente con el objetivo de convertirse en un hotel, terminó transformado en la sede del banco sueco, cuando finalizaron su construcción. El edificio de concreto, con nueve pisos de altura es un claro ejemplo de la arquitectura moderna de la época, específicamente del movimiento brutalista, al igual que lo son varios de los edificios alrededor de esta plaza. Esta zona en particular experimenta actualmente un resurgimiento muy importante, ya que por mucho tiempo se mantuvo al margen de la actividad urbana, a pesar de estar localizada en pleno centro de Estocolmo.

La firma de arquitectos británicos Universal Design Studio fue la encargada de diseñar el nuevo hotel. Agregaron tres nuevos pisos al edificio, pero su mayor desafío fue humanizar la poco amigable arquitectura brutalista del edificio. Para lograrlo, utilizaron un juego de texturas, de formas suaves y una combinación de muebles modernos y contemporáneos, en una paleta de colores que integrara el edificio con la arquitectura interior.

At-Six-Lobby_Andy-Liffner

El lobby (fotografía: Andy Liffner)

El concepto detrás de este hotel es convertirlo en un centro social y de encuentro no sólo para los huéspedes, sino también para toda la ciudad. La idea de los arquitectos fue abrir el lobby hacia la plaza de manera de crear la sensación de continuación del espacio urbano, extendiendo esta fluidez hasta el piso superior con la majestuosa escalinata de mármol que recibe a los visitantes.

El arte se constituye en una pieza integral del diseño de los espacios de este hotel. Para ello se integró al equipo de diseño y trabajo, desde el comienzo, la curadora de arte Sune Nordgren, ex-directora del Museo de Arte Moderno de Noruega y directora de Strawberry Art + Design, la colección privada de Peter Stordalen, que se exhibe en los 21 hoteles de la cadena, sus oficinas y su casa privada. Fue llevado a cabo un laborioso trabajo en equipo entre los arquitectos, la curadora y el dueño del hotel para escoger las piezas de arte ideales para los espacios del nuevo hotel.

At-Six-Lobby_-Andrew-Meredith-01

“Mar Whispering” de Jaume Piensa (fotografía: Andrew Meredith)

La imponente escultura en mármol blanco, “Mar Whispering” de Jaume Piensa, localizada en las escalinatas frente a la puerta de entrada, le fue encargada para dar la bienvenida al hotel y evidenciar desde el momento de la llegada del visitante su notable espíritu artístico. Obras de Olafur Eliasson, Julian Opie, Tacita Dean y Marijke van Warmedam se combinan con diseños de Patrica Urquiola, Tobia Scarpa, Charlotte Perriand y Jorgen Kastholm. El arte y el diseño cohabitan en todos los espacios.

At-Six-Dining-Room_-Andrew-Meredith-03

Dining Room (fotografía: Andrew Meredith)

Subiendo por las escalinatas de mármol blanco llegamos al restaurante Dining Room, dirigido por el Chef Andreas Askling. Decorado en blanco y madera, el restaurante sirve comida internacional con ingredientes frescos de la región y un legendario Brunch Punch durante los fines de semana. Detrás del restaurante se encuentra el Cocktail Bar, un espacio en tonos grises y negros, con acentos de bronce que cuenta con una larga barra, mesas y varios lounges.

At-Six-Hosoi_-Andrew-Meredith-07

Hosoi Listening Lounge (fotografía: Andrew Meredith)

Este espacio nos lleva al Listening Lounge, también conocido como Hosoi, el primer bar para escuchar discos de vinil en Escandinavia, dirigido por Victor Sánchez, quien también se encarga de musicalizar todos los espacios del hotel. El equipo de sonido fue diseñado por Henji Kosoi y las cornetas KRS que fueron construidas especialmente para este espacio son únicas en el mundo. Aquí lo importante es la calidad de la música, y no el volumen. Muebles vintage, mezclados con diseños actuales crean un ambiente muy especial es este relativamente pequeño espacio. Son tan especiales que crearon Tipsy Tea, todos los sábados en la tarde sirven té y pastelitos mientras se escuchan a los mejores DJ’s pinchando los discos de vinil.

At-Six-Wine-Bar_-Andrew-Meredith-01

El bar Blanche & Hierta (fotografía: Andrew Meredith)

El tercer bar se encuentra en el lobby del lado opuesto al front desk. Es un bar de vinos llamado Blanche & Hierta, en el cual una mesa de una gran pieza de roble sueco, creada por Lies Marie Hoffman, es el centro focal del espacio, que abre a la plaza invitando a los locales a experimentar alguno de los vinos que listan en las 28 páginas del menú de vinos, escogidos todos por su carácter y personalidad mas que por la fama de su productor.

At-Six_Standard_01_Andy-Liffner

Habitación Standard (fotografía: Andy Liffner)

Las 343 habitaciones fueron diseñadas todas con el concepto de suite: pasillo, baño, cama y lounge. Un espacioso armario, un baño amplio y cómodo y mullida cama y una credenza de mármol verde que sirve de escritorio y mini bar. Todos los muebles y accesorios de las habitaciones fueron diseñados especialmente para este proyecto, que juega con la dicotomía del claro y el oscuro para generar carácter. En los pisos superiores se encuentran las suites mas grandes, con ventanales de piso a techo para poder apreciar las vistas de la ciudad.

At-Six-Masterpiece-Suite-2_Andy-Liffner

Masterpiece Suite (fotografía: Andy Liffner)

La joya de la corona es la suite presidencial, Masterpiece Suite. Son 85 m2 diseñados para parecer el apartamento de un coleccionista de arte, con terrazas privadas y un ascensor exclusivo con acceso al sótano para permitir que el huésped pueda entrar y salir en total anonimato.

Sin duda alguna, At Six es un hotel que representa el nuevo lujo escandinavo, en el que el arte, el diseño y el servicio se combinan para ofrecer una experiencia fuera de serie.