Bagatelle, Miami Beach

Bagatelle: St. Tropez en Miami Beach

29 agosto, 2015
Por: Leonardo Dávalos / Fotografías: Cortesía de Bagatelle

Bagatelle es uno de esos lugares en donde jetsetters, celebridades y su entourage se dan cita. Un lugar para ver y dejarse ver, para saber a dónde va el dinero depositado en los paraísos fiscales, conseguir marido o ligar con el entrenador de una pop star

Bagatelle Burger

Bagatelle Burger

¿Qué crees que tienen en común Nueva York, Los Ángeles, Sao Paulo, St. Barth’s and St. Tropez? Son ciudades y lugares importantes en el mapa mundial, sobre todo en el circuito de las nuevas tribus de millonarios y jetsetters del planeta. Esas tribus que incluyen banqueros, nuevos empresarios, modelos, celebridades de Hollywood y del mundo del espectáculo, diseñadores y chefs famosos, DJs, jugadores de fútbol o básquet, bloggers y personalidades del Instagram, y un sinfín de personajes de los entourage de cada uno de los mencionados. Allí caben peluqueros, entrenadores personales, pilotos, capitanes de barco, prostitutas de alto octanaje, masajistas, artistas, publicistas, managers, y un largo etcétera.

El caso es que toda esta pléyade de nuevas celebridades mundiales que manejan el mundo con sus mega corporaciones, películas, conciertos, juegos de video, golazos de fútbol, aplicaciones móviles, desde sus mansiones, yates, mega yates, aviones y cohetes (muy pronto) provienen de Rusia, Venezuela, Brasil, Estados Unidos, Dubái, Hong Kong, Marruecos, Francia o Inglaterra, pero se desplazan de acuerdo a las temporadas del año al lugar de moda del momento. Sí, sí lo estás entendiendo bien, ellos viven mayormente entre Londres, Nueva York, Ciudad de México, Sao Paulo, Dubái, Moscú, París o Caracas, pero de acuerdo al momento ellos se movilizan ultravelozmente de una ciudad a otra. En Venecia o Río de Janeiro cuando es Carnaval, en París, Milán o Nueva York para ver las colecciones, en Los Ángeles para la entrega de los Premios Oscar, a St. Barth’s o St. Tropez en resort o verano respectivamente; a Gstaad, St. Moritz o Vail en temporada de ski, o a la soleada y sexy Miami Beach durante Art Basel Miami Beach. Sí queridos amigos, nuestra querida ciudad de Miami Beach ha sido bendecida por ser el nuevo destino mundial de esta nueva élite de über-celebrities-mega-ultra-poderosos y famosos. La ciudad ha sido tocada con su varita mágica para ahora ser llamada The Magic City. Y así de esta manera atraer a las nuevas tribus dominantes del globo terráqueo y, por supuesto, a los seguidores de ellos.

bagatelle beet salad goat cheese

Beet Salad with Goat cheese

Esto explica –sociológicamente hablando- el boom de la ciudad de Miami. Es sexy, colorida, cálida, rodeada de agua y bañada por una mágica de luz que regala diariamente en cada una de sus espectaculares puestas del sol. En este escenario de película naturalmente se multiplica la oferta gastronómica, especialmente para satisfacer el incontrolable y exquisito apetito consumista de la über elite mundial que posa sus miradas e incluso su reconocida fisonomía en la ciudad.

Por esta razón, como respuesta a este apetito creciente, los empresarios Aymeric Clemente y Remi Laba, luego de contar con Bagatelle en las mencionadas ciudades del principio de nuestro artículo, decidieron muy inteligentemente abrir un restaurant hermano en Miami Beach esta primavera, de forma de recibir en este nuevo espacio decorado con la misma intención que el resto de los Bagatelle, en blanco y tonos pálidos, molduras y chandeliers, que se contraponen con las obras de arte moderno o Pop que se exhiben en sus paredes. Y es que el arte, al igual que la decoración y su gastronomía, está curado y calculado al detalle. La decoración es responsabilidad de Celano Design y la curaduría de arte va por cuenta de Opera Gallery.

El chef del restaurante, Matthieu Godard, trabajó en DB Bistro Moderne de Miami antes de crear una carta a la medida del gusto de los comensales, bajo la óptica de una cocina francesa moderna y alegre.

bagatelle lamb horiatiki

Lamb Horiatiki

Nosotros fuimos a probar para contarles de primera mano toda la verdad sobre Bagatelle Miami Beach. Llegamos en una tranquila noche de miércoles a cenar cuatro personas. Hay mesas en el centro y, por supuesto, te recomendamos que las evites a toda costa. Las sillas no son nada cómodas y al momento en que se convierta el ambiente en una fiesta, ten la seguridad de que no querrás estar en el medio cenando o tomando el brunch. Lo mejor entonces es pedir una de las mesas de los bordes, son mucho mas cómodas y privadas. Comenzamos como se debe, con una botella de Veuve Clicquot Rosé, un buen champagne es primordial para tener la experiencia Bagatelle. De hecho, algo que te va a sorprender es su extensa carta de champagne. La variedad y calidad que ofrecen es absolutamente excepcional. La oferta de vinos en general es muy buena. Por supuesto los precios también son excepcionales. La comida nos sorprende por su frescura y calidad. Comenzamos con el tartare de atún Bagatelle con ensalada de aguacate y vinagreta de lima y soya; los gnocchi hechos en casa con trufas negras y queso parmesano a la parisienne; la pizza con trufas negras y el crudo de hamachi con sandía, jalapeño y leche de tigre. El favorito del primer round es el tartare de atún, seguido por los gnocchis. Ambos deliciosos. La decepción la sufrimos con la pizza, porque ninguno de nosotros en la mesa le sentimos la trufa en ningún momento. Y digo sufrir no porque estuviera mala, sino porque te imaginas que para nosotros esa cantidad de calorías la justificaba única y exclusivamente el sabor de la trufa.

En fin, esa sensación de frustración se disipó rápidamente con la segunda botella de Rosé de la Viuda. Nuevo brindis para comenzar el segundo round. Vendrían a combatir por el primer puesto las gambas flambeadas en pastis con azafrán, mejillones, confit de tomate y ratatouille en jugo; el snapper de Florida en papillote con camarones, mousse de aguacate y salsa tropical; los St. Jacques rôties, o sea scallops de Maine, con risotto de limón, jamón ibérico y pesto de hinojo, y finalmente un crudo de salmón de Escocia con pepinos, naranjas, cebolla morada, hinojo y coriander quebrado. De esta segunda parte no queda la menor duda que el primer lugar se lo lleva el Snapper seguido de los Langostinos Jumbo o Gambas. ¡Ambos estaban deliciosos!

bagatelle pain perdu

Pain Perdu

El cierre de la noche estuvo a cargo de cuatro postres: una ricotta panna cotta con fresas y tomate, y un sorbete de limón y rosas; el hazelnut chocolate crisp que era un ganache de chocolate obscuro, unos trozos de lo que se supone era una torta esponjosa de avellanas acompañado de un helado de aceitunas verdes; el Bagatelle Cheesecake Napoleon que era una masa phyllo con queso de cabra orgánico y peras, acompañado de un sorbete de vino Riesling. Y finalmente una crème brulee de lima y naranja con helado de vainilla. Te sugerimos obviar los dos primeros, no solamente porque al estar deconstruidos los postres pierden muchas veces el sabor original que espera el comensal, sino porque los dos segundos son mucho más sabrosos e interesantes. Y si lo digo yo que amo el chocolate y te estoy recomendando los segundos, debe ser por algo.

Un delicioso café y unas infusiones cerraron nuestra velada gastronómica, justo a tiempo para el momento en que el espacio se convierte en uno más de los epicentros de la diversión nocturna de los jetsetters de Miami Beach. El DJ comienza a subir el tono de la noche y las botellas de Dom Pérignon con etiquetas fluorescentes suben a las manos de las mesoneras y muchachas del staff, que en brazos de los chicos del restaurant llevan a su destino el pedido de champagne con fanfarria, luces y toda la parafernalia propia que se destina a un jeque árabe, a un millonario ruso o a un nuevo rico negociador de la deuda latinoamericana. Y es que al final de la noche, o de la madrugada, estos señores ni verán la cuenta de su mesa, sacarán su tarjeta negra de titanio sin pestañear, porque para ellos cualquier suma es una bagatela. Como la vida misma que se debe disfrutar al máximo en Bagatelle, parece vivirse cada minuto con esa filosofía o máxima de vida, porque la vida misma es muchas veces una “bagatelle”.

bagatelle, miami beach

Los favoritos de Complot

  • Tartare de Thon Bagatelle.
  • Gnocchi Truffés à la Parisienne.
  • Grand Plateau de Charcuterie.
  • Salade de Crabe aux Agrumes.
  • Snapper de Floride en Papillote.
  • Gambas Flambées au Pastis.

Postres:

  • Bagatelle Cheesecake Napoleon.
  • Bagatelle cookies.

Bagatelle Miami Beach, 220 21st Street Miami Beach, Florida 33139, USA

Teléfono: +1 305 704 3900

www.bagatellemiami.com