mama con yuka reynaldo ortiz

Carola Alemán, la “Mamá con Yuka” de la escena londinense

27 enero, 2016
Por: Amira Saim / Foto: Reynaldo Ortiz

Nacida en Holanda por cosas de la vida, criada en Caracas, y radicada en Londres, Carola Alemán es lo que muchos podrían llamar una ciudadana del mundo.

De holandesa tiene la partida de nacimiento y de inglesa, la puntualidad, pero de toda esta mezcla lo que predomina es lo venezolano y, si se es más romántico, lo caribeño. Fue su madre quien le inculcó el aprecio por el arte, sobre todo el escénico, y su primer esposo le enseñó a disfrutar la salsa. La música sí que ha estado siempre y un tambor nunca falta en las fiestas familiares.

Su acento caraqueño –intacto- ha superado largas estadías en capitales europeas, de esas que exacerban el orgullo latino cuando llegan los meses de frío. De aquellos días en París, cuando la ciudad era para ella una fiesta, nace su alter ego Mamá con Yuka durante soirées que organizaba y en las que sobraban la guasacaca y las arepas.

Como buena anfitriona además de ofrecer comida gustosa a los invitados, completaba la noche con horas de música que ponían a bailar hasta al que no podía. De esta manera surge su personalidad selector, con la que ha conquistado al público fiestero de la capital francesa, a la que se le ha sumado la siempre cool Londres, por supuesto Caracas y otras ciudades trendy como Barcelona y Miami.

Sus playlist pachangosos encienden cualquier fiesta. En ellos nunca faltan los boleros, la salsa, la cumbia, el merengue, los tambores, y en fin, la música hecha por latinos, condimentados todos con uno que otro tema de los años ochenta y clásicas, también se encarga de enseñarle al resto del mundo lo nuevo que se está haciendo acá. Para esto bastaría con seguir el trabajo de artistas claves por Internet, pero Carola afirma mantenerse en contacto con los propios músicos para que enriquezcan sus listas. Son estas pequeñas cosas las que hacen la diferencia.

Otra característica que la distingue de los millares de DJs del mundo es que no se conformó sólo con dar a conocer los ritmos que tanto gustan por este lado del planeta, sino que además se preocupó por mostrar el imaginario visual que nos caracteriza.

 

El “carrito” Mamá con Yuka

Es una manera de que conocieran mis raíces no sólo a través de la música sino a través de nuestras creencias. En el carrito se encuentran las fotos de unos cuantos seres queridos que he perdido y que marcaron mi vida, y a ellos hay que sacarlos a bailar.

Con un equipo portátil al mejor estilo de un carrito de helados muy colorido y práctico, Mamá con Yuka monta su tinglado en cada evento donde requieren su presencia. Creado especialmente para ella por un artesano inglés, este creativo medio de transporte -en el que traslada sus equipos- deja ver su nombre junto a muchos adornos y fotos de personajes como Joselo, Kiko Mendive, José Gregorio Hernández, un Sagrado Corazón de Jesús, un Divino Niño de Atocha y demás santos que la propia Carol confiesa venerar.

 

La embajadora del sabor

Hay tantas maneras de dar a conocer al Caribe en otros países, valga la música, las mujeres, los buenos rones, las playas, el sol y en fin, este eterno calor que nos hace tan seductores ante cualquier público. “No hay un estereotipo definido ni nacionalidad tampoco (para Mamá con Yuka)”. Podría decirse que no hay eventos específicos a los que la invitan, es muy variado su mercado y, por eso mismo, divertido: “matrimonios no convencionales, openings de galerías o tiendas. De hecho hace poco puse música para la apertura de la nueva línea de Ermenegildo Zegna”. Si algo sabe hacer muy bien Carola Alemán, es estimular los sentidos y eso sí que le gusta a todo el mundo.

Vestida de Mamá con Yuka atrae la vista de muchos con su famoso carrito y sus looks; al oído lo provoca con sus playlists y también se ocupa del tacto, por qué no, con un buen bolero o una salsa vieja que junta a más de uno con la excusa de bailar.

 

Una mujer de su tiempo

Al adentrarse en el mundo de Mamá con Yuka, es inevitable no caer en la pregunta: “¿Es Mamá con Yuka un personaje o siempre es Carola Alemán poniendo música? A lo que, de manera astuta, responde: “Es un personaje que pasea, baila, goza, tiene ruedas y mucha energía positiva”.

Y, como perfecta representante de su época, no sólo es capaz de desempeñarse en varios campos sino que además se destaca en ellos. Por su desempeño, en 2011 recibió el galardón a la mejor selección musical puesta en escena y mejor vestuario durante la noche de los Wheelie Bags en la capital inglesa, donde reconocen a los mejores DJs que, como Carola, montan la fiesta donde sea con sus equipos portátiles.

www.mamaconyuka.com