Eisentein en guanajuato

Eisenstein en Guanajuato: Las historias de un ruso perdido en las calles de México

25 enero, 2016
Por: Team Complot

En un mundo lleno de Kardashians, durante tiempos en los que mandan las películas de superhéroes en 3D plus, la nueva película de Peter Greenaway, «Eisenstein en Guanajuato», podría pasar desapercibida. No obstante el nombre de Sergei Eisenstein, no signifique nada para muchos, tan sólo con decir que este cineasta ruso fue el realizador del filme El Acorazado Potemkin, en 1925, considerada como una de las mejores películas de todos los tiempos, se entenderá la importancia de este nuevo filme.

El cineasta ruso ha sido una de las figuras más emblemáticas del séptimo arte, y su vida sirve para que el excéntrico director de cine Peter Greenaway, abandone las correcciones históricas para crear un filme sobre ese ejercicio de libertad que debería ser el acto creativo. Para ello se sirve de la relación de Sergei Eisenstein con México. Tras abandonar Hollywood en los años 30, un lugar al que llegó por invitación nada más y nada menos que de Charles Chaplin,  Eisenstein se dirige hacia al sur y encuentra en estas tierras el perfecto territorio de cultivo para sus ideas. Ese lugar en ebullición en donde convergen etnias, ideas políticas, estéticas, es lo que desencadena en el cineasta un torbellino de emociones que concluirá en el film ¡Que Viva México!, 1979, pero también en la aceptación de su homosexualidad. En México, plantea Greenaway, el cineasta ruso se encontró a si mismo.