arroz-con-leche-portugues

Esta podría ser la mejor receta de arroz con leche

17 Mayo, 2017
Por: Pedro Maal

Cuando se trata de escoger de dónde o cuál es el mejor  pudín de arroz, rice pudding o arroz con leche, la competencia es feroz entre cada uno de los países que se disputan ese título. Los españoles, los portugueses, los británicos, los libaneses, los escandinavos, los italianos, los persas, los alemanes, los ucranianos, los asiáticos, en cada país y en cada región lo preparan de una manera diferente, agragando algún ingrediente especial, ya sean conchas de naranja,  nueces, azafrán, trozos de manzana, banana, licor, pasas, etc… Cada postre tiene su encanto. En algunos paises se sirven como parte de la cena, otros en el desayuno, otros como postre y en otros como plato navideño o festivo.

¿En cual hotel quedarte en Healdsburg, Sonoma?

Para los amantes de los postres no tan dulces, esta versión portuguesa del postre es ideal. La obtuvimos de nuestros amigos de Café Lucia en Healdsburg, Sonoma. Su autor el Chef Manuel Azevedo tiene un maravilloso libro de la Cozinha Nova Portuguesa, en el cual se incluye esta receta. La presentan como su Arroz Doce com molho de Caramelo e Figos com Redução de Vinho Madeira, es decir algo así como Arroz con salsa de caramelo e higos en reducción de Vino Madeira. Sencillamente deliciosa. Si les queda bien, avisen, y sino igual ya saben donde ir a comerse un pudín de arroz fenomenal. Es otra buena excusa para visitar Sonoma.

www.cafelucia.net

Ingredientes:

Para el pudín de arroz:

  • 2 tazas (474 gr) de agua
  • 1 taza (195 gr) de arroz fino
  • 2 tazas (480 gr) de leche
  • ½ taza (120 gr) de crema de leche para batir
  • ½ taza (85 gr) de azúcar granulada
  • ½ cucharada (8 gr) de mantequilla sin sal
  • 2 yemas de huevo
  • Una pizca de sal marina
  • Ralladura de ½ limón
  • Ralladura de ½ naranja
  • ½ ramita de canela, en pedazos pequeños
  • Canela molida

Para la salsa de caramelo:

  • 1 taza (170 gr) de azúcar granulada
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 ½ taza (360 gr) de crema de leche para batir

Para los higos:

  • 8 higos secos sin semilla y cortados en mitades
  • 1 ½ taza ( 125 gr) de Madeira
  • 1/3 taza (90 gr) de vino blanco
  • 1 cucharada (30 gr) de glucosa
  • 1 cucharada (14 gr) de azúcar granulada
  • Una piza de sal marina

Instrucciones para el arroz con leche (rice pudding):

  1. Poner a hervir en una ollita el agua, las ralladuras, la canela y la sal.
  2. Una vez que haya hervido, apagar y dejar enfriar por 10 minutos.
  3. Con un colador extraer la ralladura y los pedacitos de canela.
  4. Luego agregar a la ollita el arroz y cocinarlo a fuego bajo hasta que se vaya evaporando el agua.
  5. Mientras tanto en una ollita para salsa, mezclar la leche y la crema batida. Luego ir agregando al arroz esta mezcla gradualmente como si se tratara de un risotto, hasta conseguir mayor consistencia.
  6. Dejar cocinar a fuego lento y revolver de tanto en tanto mientras se siga agregando la mezcla de la leche, con la última parte de la mezcla, agregar el resto de los ingredientes del pudín.
  7. Apagar el fuego cuando tenga la consistencia deseada y vaciarlo en moldes individuales.

Instrucciones para la salsa de caramelo:

  1. Cocinar el azúcar con el agua hasta lograr un color marrón obscuro dorado.
  2. Agregar la mitad de la crema batida y mezclarla.
  3. Retirar del fuego y dejar enfriar por 10 minutos.
  4. Luego agregar el resto de la crema y batir manualmente hasta que esté uniforme.

Instrucciones para los higos:

  1. Mezclar el vino blanco y el de Madeira en una ollita para salsa, hasta que se haya reducido el líquido en una quinta parte.
  2. Luego agregar el resto de los ingredientes y calentar a fuego bajo durante 15 minutos. Sacar los higos y dejarlos enfriar.
  3. Seguir cocinando la salsa hasta que tenga consistencia de un caramelo.
  4. Retirar del fuego y colocar ese jarabe sobre los higos.

Para servir:

  1. Colocar una cuchara de la salsa de caramelo en el centro de cada plato.
  2. Remover los pudines de los moldes y montarlos sobre el caramelo de los platos.
  3. Bañarlos con canela molida.
  4. Colocar una cucharada de higos en el lado de cada plato.