perfume alfredo rajoy

Falso Abecedario del lujo

29 agosto, 2015
Por: Daniel Leal y Renata Escorihuela / Ilustración: Alfredo Rajoy

El lujo no es tan fácil como ABC, es mucho más complejo. Tanto así que llega hasta la Z. Letra a letra prepárese para morirse de la risa y no olvide nunca que en el mundo de Diana Vreeland y Karl Lagerfeld la Ñ es de ñandú

A

De avión privado. Los vuelos comerciales son para el proletariado.

B

de blasón familiar.Nada más elegante que una familia con historia y las pruebas tangibles.

C  

De caviar. La verdadera base de una alimentación lujosamente saludable.

Ch

De chofer y de champaña. Tomar y conducir se supone que está mal, pero tomar y que alguien más maneje está muy bien.

D

De diamantes. No solo el mejor amigo de una chica, pueden llegar a ser el mejor amigo de cualquiera.

E

De el otro avión privado. Dos aviones deberían ser suficientes, aunque nunca está de más un tercero.

F

De fotógrafo famoso. Haciendo los retratos familiares.

G

De guardaespaldas. Millonario prevenido vale por dos, tal vez hasta por tres (depende de la cantidad de prevención utilizada).

H

De herencia multimillonaria. Es que de algo hay que vivir y eso del trabajo suena a clase obrera.

I  

De isla privada. Es importante escoger con quién se va a compartir la playa.

J  

De joyas. No se devalúan nunca, es imposible que exista una mejor inversión, o accesorio.

K

De Kenya. Locación perfecta para la finca, y si la vista es hacia el Kilimanjaro, mejor.

L  

De la mansión donde vives.Gigantesca ella.

M

De montar a caballo. Algo hay que hacer con tanto tiempo libre.

N

De niñeras. Porque alguien tiene que cuidar a los niños, no pensarán que lo haga uno mismo.

Ñ

De ñandú. (Ver la Z).

O

De oro. Funciona como color favorito también.

P  

De pilotos. El hecho de tener dos aviones privados no quiere decir que es necesario saber pilotearlos, mejor que alguien más lo haga.

Q  

De ¿Quién sabe dónde queda la cocina en esta mansión tan grande?Pregunta frecuente en el ala este de la residencia principal

R  

De ríos de champaña. A los millonarios también les da sed.

S  

De sobrecargo. Porque no pensarán que en esos aviones uno mismo se sirve el caviar y la champaña.

T  

De tiempo. Para hacer cualquier cosa, nada, pero tiempo ¿no vale oro el tiempo?

U  

De una colección de huevitos Fabergé. Uno no es lo suficientemente ostentoso, es necesaria una colección completa.

V

De visón. Visón por nombrar cualquier piel, pero los abrigos de animales muertos son muy importantes en este asunto del lujo.

W

De Walter Mercado haciendo predicciones personalizadas. Todo ese lamé, bordados y pedrerías prediciendo el futuro resulta, por lo menos, opulento.

X  

Para las frases prohibidas. Como “¿Cuánto cuesta eso?” “Mejor me llevo sólo uno” o “Podríamos ahorrar dinero si…”

Y

De yate. La isla privada puede ser muy aburrida, así que es necesario algún medio para dar una vuelta por ahí cuando se está de vacaciones. Es decir, siempre.

Z  

De zoológico en el jardín. Ñandú incluido.