hotel isabel la catolica

Hotel Isabel La Católica, un pequeño tesoro en Pampatar

7 septiembre, 2015
Por: Ana María Khan / Fotografías: Juan Carlos Villegas

Ubicado en Pampatar en la Isla de Margarita de Venezuela, el Hotel Isabel La Católica puede ser uno de los lugares menos conocidos y más deliciosos del Caribe. Los muros de piedra que conforman la fachada del hotel también cobijaron a los buscadores de perlas de la época de la Colonia. Hoy es un edificio que conjuga tradición, esencia caribe, vocación ciudadana y sofisticación.

hotel isabel la catolica

Fachada

Aunque las piedras de la fachada llevan siglos aquí, el primer cimiento de este hotel se hizo hueco en el corazón de Carlos Guerra –uno de sus propietarios- a 335 kilómetros, en aquellos paseos que daba de la mano de su madre por las calles de La Pastora rumbo a la casona en la que estudiaba su primaria-. “Siempre iba distraído viendo las fachadas y detalles de todas esas casas tan hermosas que se repetían una al lado de la otra, cada cual con su propia historia. Pasaron los años y ya adolescente tuve la oportunidad de vivir en Santo Domingo. Llegue en el año 1987 e ingresamos a la ciudad por el Casco Histórico, entonces muy abandonado, por mi mente solo pasaba un pensamiento: Cuánto quisiera poder tener algo de dinero para comprar una de estas viejas casonas que me hablan de sus años con tan solo verlas. Era aún muy joven, pero mi sensibilidad por la arquitectura de estas casas me transportaba a mi infancia en La Pastora”.

En el año 2002 Guerra paseaba por las calles de Pampatar cuando vio una imponente fachada montada sobre un gran muro con pequeño cartel que decía: “Se Vende”. Muchos lo llamaron loco, él no lo pensó ni un minuto y compró. Ese mismo año conoció a Ángel Yánez, el hombre que llevó a cabo el proyecto de convertir un edificio derruido que en otros tiempos funcionó como Telégrafo de Pampatar, Escuela Isabel La Católica o refugio de marineros en tiempos coloniales, en un hotel de lujo hoy en día, Premio Diseño Arquitectónico, categoría Turismo, en la XI Bienal Nacional de Arquitectura.

hotel isabel la catolica-patio

Patio interno

Pero, ¿se trata solamente de un hotel o Isabel La Católica es también a su manera una suerte de recuperación de la memoria histórica? ¿Una forma de dialogar con la historia, sin por eso abandonar la idea de lo contemporáneo? ¿Es, este edificio, la reinterpretación de lo margariteño del siglo XXI?

“La historia y el lugar están presentes, ineludible y afortunadamente, lo importante es cómo la reinterpretamos, cómo aprendes de ella, y hacia dónde avanzas con ellos, creo en los valores de siempre de la arquitectura, en los valores locales y también en los universales, los contemporáneos. La idea del edificio es intrínseca a su ubicación, a su contexto, por lo tanto a su historia. Lo que importa en estos casos como el de Pampatar (y nuestros pueblos tradicionales) es el valor coral, o sea lo que cada pieza aporta para el conjunto, sin gritos, ni individualidades, recordemos además que la fachada es preexistente, ella da pauta para el posterior diseño, pero ella está ahí, diciendo qué hacer, ella fue y es entorno. Margarita, lo caribeño, lo venezolano, o sea lo nuestro, lo local, la identidad, esa es la base, ese es el fundamento, sin pretender ser historicista, caer en folclorismos o en lo anecdótico, los valores arquitectónicos son los valores de siempre, aunque de nueva planta, la obra se compone con esos criterios: el patio, el zaguán, la galería, el alero. Es una casa del Caribe”. Nos cuenta Ángel Yánez.

hotel isabel la catolica

Restaurante Juana La Loca

 

Esta casa caribeña, articulada a partir de un patio interno cuenta con 14 habitaciones, cada una de ellas en vez de número ostenta el nombre de algún personaje vinculado a la vida de Isabel La Católica, una mujer que al apoyar al explorador genovés cambió al mundo que pasó de plano a redondo. Cristóbal Colón, Felipe El Hermoso, Juana La Beltraneja son los nombres de algunas de las habitaciones que, como el resto del hotel, dan cuenta del trabajo de Ana Milena García y Fernán Hernández en el diseño interior. Piezas de Phillip Starck, Piero Fornasetti y Karin Rashid se unen al trabajo de los artistas locales como Aquiles Segovia. El edificio, como bien dice Carlos Guerra, es un lienzo en donde los involucrados dibujaron su idea de país: un lugar magnético que se abre al futuro firmemente anclado en los cimientos de un pasado que no se borra.

www.hotelisabellacatolica.com

hotel isabel la catolica- habitacion

Habitación