johnnie-walker-house-shanghai-tasting

Johnnie Walker House Shanghai, el whisky escocés como experiencia de lujo

22 septiembre, 2015
Por: Leonardo Dávalos / fotografías: Mark Tomaras

Johnnie Walker House Shanghai es la primera de las Johnnie Walker House en el mundo. Estas «embajadas» son la definición del lujo escocés traducido en un espacio arquitectónico único en su estilo, en donde se traducen con gran elegancia y sutileza los elementos claves de la marca y se crea una experiencia multi-sensorial única.

 

johnnie-walker-house-shanghai-full

 

Esta primera embajada del whisky escocés abrió sus puertas el 19 de mayo de 2011 en el elegante Shanghai Sinans Mansions y desde ese entonces Diageo ha revolucionado el concepto y la forma de tomar whisky en China. Y es que una vez que se traspasa el umbral de la mansión, ya se comienza a sentir el lujo y distinción de esta legendaria casa. Lo curioso es que se entremezclan en ella la herencia de la cultura del whisky escocés junto a la nobleza de los elementos utilizados y a la modernidad de la tecnología presente en la construcción.

 

Jhonnie-Walker-House-Shanghai

 

Al llegar somos recibidos muy amablemente por nuestros anfitriones de Johnnie Walker en Shanghai, quienes nos invitan a iniciar el recorrido por la construcción. En la planta baja, una iluminación muy acogedora nos permite ver lo que resalta con reflectores especiales, en la decoración se encuentran presentes elementos que se utilizan para la elaboración del whisky, paredes de malta, turba y una pared de agua que la recorre evocando con el sonido el golpear de las olas del mar del Norte y del Océano Atlántico en las rocas de Escocia. Además en este primer nivel se encuentran exhibidas las botellas de ediciones especiales y de colección de Johnnie Walker, disponibles para la compra como parte de la experiencia única de conseguirlas en este lugar. Entre ellas se consiguen la King George V y la muy lujosa Johnnie Walker 1910, edición conmemorativa de la fecha en que llegó por primera vez a China, en botella de cristal de Baccarat, una invitación a comprarla para los amantes del escocés en China que lo puedan pagar. En este nivel se encuentra una pequeña replica en cobre de una destilería de whisky.

 

johnnie-walker-house-shanghai-3

 

En el segundo nivel, subimos por las escaleras en lugar de hacerlo por el elevador con paredes de cobre. Al llegar nos encontramos con una pared curva de cobre que asemeja la curva de los barriles y de los tanques de las destilerías, muestra un mapa de Escocia con las diferentes regiones en las cuales se destacan los sabores y carácter del whisky por cada una de ellas. Desde el ahumado, el ligero, el delicado hasta el más complejo forman una auténtica sinfonía de sabores. El piso está recubierto de tablas de madera de diferentes colores y tipos, cortadas y colocadas en un ángulo de 24 grados de inclinación, que recuerdan a las etiquetas de Johnnie Walker que van colocadas de la misma forma en las botellas.

 

johnnie-walker-house-shanghai-techo de vasos

 

De esta pared pasamos a través del Lounge de Apreciación, una sala circular con lujosas sillas de cuero marrón, a la Sala 1910. En ambas se puede apreciar la historia del whisky y de la casa Johnnie Walker, desde sus orígenes en la tienda que tenían de delicatesses en la cual se vendían hojas de té de la China y especias, hasta llegar a vender el preciado líquido.

 

Luego pasamos a un espacio semicircular rodeado por paredes en las cuales se encuentran expuestas y cinematográficamente iluminadas innumerables botellas de diferentes whiskys de malta. En el centro se emplaza la mesa para mezclar o blending table. En este momento el visitante tiene una importante parte de la experiencia multisensorial. Se trata de probar los diferentes single malt que conforman la mezcla de Johnnie Walker. Por una suma especial, el afortunado socio o invitado al club, puede solicitar que sea el mismísimo Jim Beveridge, actual master blender de la Casa Walker, quien se traslade a China para crear el elixir de su gusto y medida. Claro tiene que comprar 300 botellas a un precio también a la medida. Muy couture digamos.

 

johnnie-walker-house-shanghai-botellas

 

Finalmente llegamos al tercer piso, el más codiciado y esperado por todos, donde finalmente el visitante puede beber y relajarse. Allí se encuentran el Constellation Bar y un lounge en el cual se puede cenar o tomarse unos tragos. Para cenar se debe reservar con anticipación y debe ser aprobado. Ya que el acceso es by invitation only. Nuestra suntuosa cena titulada «Back to Old Fashion Shanghai», incluyó sopa de hongos blancos dulces, pescado frito, camarones salteados de mar y de río, brócoli chino en aceite de ciboulette, tortuga de caparazón suave a la brasa con ajo, costillas de venado fritas con cebolla y una ensalada de vegetales con salsa de Johnnie Walker Blue Label, pastelitos de arroz y dim sun.

 

johnnie-walker-house-shanghai-comida

Una verdadera experiencia que nos traslada al universo de Johnnie Walker y nos preparó para salir con agigantado ánimo a vivir la noche de Shanghai.

 

Johnnie Walker House Shanghai

No 25 Sinan Mansions,

517 Fuxing Road,

Shanghai, China