Johnnie-Walker-House-Beijing

La máxima expresión del lujo asiático contemporáneo

12 octubre, 2015
Por: Leonardo Dávalos / fotografías: Mark Tomaras

Johnnie Walker House Beijing  sobrepasa todas las expectativas y lleva los elementos de la marca a un nivel nunca antes alcanzado, creando una verdadera experiencia de lujo. Aunque fue concebido como herramienta de marketing para fomentar el consumo de whisky premium en China, combina un excelente diseño de los espacios con un servicio impecable, un cuidado de los detalles impresionante, una gastronomía de primera y una coctelería realmente excepcional.

 

Johnnie Walker House-beijing-1

Pasillo

 

De la vibrante ciudad de Shanghai, viajamos en tren de alta velocidad a Beijing, la capital de este nuevo imperio del consumo y del capital. Y es que China es una gigantesca fábrica donde se produce una gran cantidad de los insumos que se consumen en el planeta. Y dado que aglutina una población de casi mil quinientos millones de personas, se han convertido en un importantísimo centro de consumo a la vez. Y el consumo del lujo no escapa al apetito de este gigante asiático.

 

Johnnie-Walker-House-Beijing-bar-lounge

El Bar del Lounge

 

Así pues que llegamos a la segunda Johnnie Walker House de China, localizada en el número 23 de una exclusiva urbanización privada llamada Ch’ien Men, punto de encuentro de Oriente con Occidente. Si la casa en Shanghai nos impresionó, el local de Beijing nos dejó sin habla. Allí al lado de la Maison Boulud Beijing, se encuentra el fabuloso espacio de esta embajada del exquisito whisky escocés. En la entrada encontramos unos arcos de cobre que le otorgan un sello muy especial a la edificación. Al traspasar el umbral de la puerta, el visitante se consigue con una recepción en la cual le dan la bienvenida. Debemos recordar que este espacio ha sido concebido para miembros VIP, a los cuales se les envía una invitación personal para pertenecer y tener acceso a los espacios de este club. De allí se puede descender por las escaleras o continuar hacia el piso de arriba. En nuestro recorrido, el anfitrión nos llevó a la derecha para subir al piso superior. Así iniciamos este viaje al mundo de este whisky escocés de lujo y el arte de la mezcla.

 

Johnnie-Walker-House-Beijing-constellation-room

El Constellation room

 

En Johnnie Walker House Beijing, encontramos los mismos elementos y concepto que su homóloga en Shanghai. No obstante en esta maravilla arquitectónica se combinan los elementos de diseño, la tecnología y el whisky escocés de lujo en otro nivel, brindando una experiencia única a sus miembros e invitados especiales. Pisos de madera, paredes de agua, malta y turba, esculturas de cobre, conjugados para recrear a la perfección la cultura del whisky en un mismo espacio. Volvemos a conseguir el llamado Muro de Constelación del Whisky, logrado con una inmensa cantidad y variedad de botellas de single malt, whisky que se utilizan en la elaboración de Johnnie Walker dispuestos en una pared curva, creando un llamativo efecto visual. Al igual que en Shanghai se utiliza la tecnología en una mesa digital al momento de la cata de los diversos tipos de whisky que conforman la mezcla. Un dispositivo súper tecnológico reconoce el origen de la botella al solo colocarla sobre la mesa y nos muestra en el mapa de Escocia en donde se localiza la destilería, luego imágenes nos refuerzan los sabores y olores correspondientes a cada destilado.

 

Johnnie-Walker-House-Beijing-lounge

El Lounge

 

De este espacio, pasamos al bar en el cual los miembros pueden cenar, o sencillamente reunirse, beber y conversar alrededor de las botellas de su propia colección, guardadas en los espacios que cada miembro dispone para tal fin con su nombre. Incluso al comprar el barril se adquiere un baúl forrado en cuero, que sirve de espléndido bar rodante, conteniendo las botellas y vasos para vivir la experiencia a plenitud. Cada detalle ha sido cuidadosamente pensado y diseñado para convertir en el espacio en un verdadero templo del whisky escocés. En el bar también se exhiben botellas de colección muy importantes para el mercado chino. Como la imponente Johnnie Walker Blue Label de los signos del zodíaco chino.

 

Johnnie-Walker-House-Beijing-private-room

El cuarto privado

 

Abajo nos encontramos con el Distillery Bar, inspirado en el proceso de destilación del whisky que integra el lenguaje del whisky con distintas formas de arte tales como la fotografía, la música, el cine, la moda, la escultura, para llevar el scotch más cerca de la vida de los consumidores. La visión es utilizar este espacio único para unir a artistas progresivos e inspirarlos a crear nuevas expresiones artísticas, desafiándose a si mismos en el espíritu y valor fundamental de la marca con su famoso slogan “Keep Walking”. Aquí encontramos un espacio a triple altura, pensado para festejos más grandes con un bar y unas mesas tipo lounge. Allí dos expertos bartenders de la Casa Walker, nos preparan unos originales cocteles que acompañan a los bocadillos gourmet creados especialmente por el chef para complementar la experiencia multisensorial de la Casa Walker.

 

Johnnie-Walker-House-Beijing-bartender

El bartender en el Distillery Bar

 

Una experiencia extraordinaria que nos queda grabada en la memoria olfativa, cerebral, audiovisual, gustativa y emocional para siempre. Quizás muy pronto regresemos por más, o quizás esa experiencia regrese a nosotros, aflorando desde adentro para compartirla una vez más con ustedes. Lo cierto es que siempre sabrán cuando suceda porque los haremos parte de ella

 

Johnnie Walker House Beijing

Building F 23 Qian Men Dong Da Jie Dongcheng district, Beijing