Pola Thomson

Pola Thomson, una chilena conquistando Nueva York

28 agosto, 2015
Por: Amira Saim / Fotografía: Claudia Robles y Tomás Meersohn

 Esta diseñadora oriunda de Chile, se encuentra actualmente en la ardua y apasionante labor de seducir al mercado de la moda en Nueva York con cada una de sus colecciones, que la delatan como toda una intelectual de la moda, a la vez que nos sugieren que detrás de esta guapa diseñadora de modas latinoamericana hay escondida una esteta de rigurosa elegancia.

 

La ropa tiene la función principal de cubrirnos. Luego, con el paso del tiempo y del uso, le atribuimos una condición de status y, más adelante, la facultad de expresar «quiénes somos». Tantas funciones para algo meramente utilitario que cuando se logra que siluetas que a primera vista parecen muy sencillas logran cumplir cabalmente todas las funciones adjudicadas a una prenda de vestir, entonces vale la pena fijar la mirada, indagar y, por supuesto, comprar.

Tal es el caso de la diseñadora chilena, residenciada en Nueva York, Pola Thomson. Sus diseños se caracterizan por una austeridad compleja, una simplicidad intrigante, como esas películas de Ingmar Bergman en las que pareciera que no pasa nada y si miras detenidamente, en realidad, están pasando miles de cosas.

-¿Qué hay de Chile en tus diseños?

-Muchísimo, nací y crecí ahí, es mi herencia natural. Heredé sus colores, paisajes, costumbres y temperamento.

-Tus inspiraciones, casi siempre, vienen de lugares poco comunes, según explican tus notas de prensa. Inspiraciones de cosas que no son tangibles, visibles, como un momento en específico o una sensación, y que al ver la colección, tiene mucha coherencia. ¿Partes, entonces, primero de esa inspiración que puede ser una sensación o un momento y de ahí a la silueta o primero viene el diseño y luego la sensación o el momento?

-El proceso creativo es bastante incierto, hay que ir recorriéndolo y siguiendo la intuición, a medida que boceteo y defino con qué colores y materiales me siento atraída, me voy encontrando con las memorias, momentos, lugares, sensaciones, personas que me inspiran.

Sus creaciones recuerdan al desierto, a lo árido, lo austero pero, eso sí, ricas en colores, ondas disimuladas y siempre algo de misterio.

-En una de tus notas de prensa leí que “la colección se construye con la intención de alcanzar a través de las prendas, un estado de conciencia más elevado”. ¿Cómo se consigue llegar a un estado de conciencia elevado a través de una prenda?

-No es solo la prenda física en sí, es a dónde esta te lleva y transporta, cómo te hace sentir en el día a día.

¿Qué tanta importancia le das a la función y qué tanta importancia a la forma en tus diseños?

-Para mí buen diseño es cuando la forma es una consecuencia de la función, y no al revés.

Tantas funciones, tantas facultades adheridas a la ropa y, de nuevo, el talento de Pola Thomson está en responder a ellas de una manera tan elegante como estructurada, sin dejar nunca la feminidad a un lado, esa condición tan compleja.

-Un viaje que te falte por hacer.

-La vida misma la considero un viaje, por lo que mi propósito es hacerla emocionante, feliz y en armonía con lo demás y lo que me rodea.

-¿Próxima inspiración?

-Está en camino.

Películas recomendadas:

Blade Runner (Ridley Scott, 1982): Por la estética, la fotografía y porque me fascina el género de la ciencia ficción. La representación del futuro que ella tiene -un poco como nuestro presente- me emociona profundamente.

Persona (Ingmar Berman, 1966): Mezcla de minimalismo, realidad, sueño, en una profunda trama psicológica. Tiene una fotografía increíble, soy una amante del blanco y negro.

Últimas películas vistas:

Yves Saint Laurent (Jalil Lespert, 2014): Después de leer el libro The beautiful fall, pienso que la película retrata la vida del diseñador de manera muy precisa y su relación con el mundo de la moda.

Her (Spike Jonze, 2013): Por la representación que tiene de las relaciones humanas. Amor, pérdida y renovación. Niveles de conciencia más allá de la comprensión humana.

polathomson.com