The X Files 2016

¿Quién resolverá el misterio de la eterna juventud de Fox Mulder y Dana Scully?

25 enero, 2016
Por: Daniel Leal

The X Files, acá un repaso al come back televisivo más esperado del momento, luego de una década de ausencia. Hablamos de las aventuras de los agentes del FBI, Fox Mulder y Dana Scully, quienes se enfrentaron a cuanto asunto sobrenatural se les atravesó y, aunque le duela a muchos, fue el verdadero punto de partida de la nueva era de las series.

Cualquier incauto pensaría que el regreso de Fox Mulder y Dana Scully a las pantallas de televisión (desde la clausura oficial de los Expedientes secretos X en 2002) serviría para finalmente desenmascarar, con pruebas contundentes, la conspiración que se traen entre manos el gobierno estadounidense, los alienígenas, las grandes corporaciones petroleras y demás sospechosos habituales. A juzgar por el primer capítulo de la nueva reencarnación de The X Files, la verdad sigue estando allá afuera; y no parece que en sólo seis episodios vayan a conseguirla.

Chris Carter, progenitor de la serie de culto, escribió y dirigió este primer episodio de la ahora mini serie de FOX. Contrario a la clásica narrativa del “monstruo de la semana”, con la cual las primeras temporadas de la serie tuvo algunos de sus momentos más memorables, este capítulo (My Struggle) optó por continuar esa labor de Sísifo que es la búsqueda de La Verdad (así, en mayúsculas). En sus 45 minutos de duración toca prácticamente todos los temas que cualquier fanático de The X Files esperaría:Roswell, conspiraciones de compañías petroquímicas para sabotear formas de energía alternativas, abducciones y ADN extraterrestres, 11 de septiembre como un complot gubernamental y el elusivo ununpentio (en este punto es válido dejar de leer e ir a Finder Spyder o a Google a averiguar de qué se trata), entre otras. Nada que no haya transmitido ya The History Channel en cualquiera de sus múltiples programas dedicados a alienígenas, a misterios de la historia sin resolver, o a alienígenas involucrados en misterios sin resolver, pero David Duchovny y Gillian Anderson saben explotar las debilidades de su fanaticada, que sigue queriendo creer.

Mulder y Scully, ahora oficialmente separados, envejecieron sospechosamente bien ¿Tendrá algo que ver el ADN extraterrestre aquí también? El balbuceo desganado de Mulder continúa impulsado por su inagotable mantra “I want to believe”. El escepticismo hastiado de Scully sigue intacto. Podrían quedar asignados a investigar infracciones de tránsito o gatitos extraviados, cualquier caso sin interés, seguro Chris Carter les encontraría un camino que los llevaría de vuelta a El hombre del cigarro. Sí, él también aparece. Y no, no está muerto.