Restaurante Guillermina, el sabor de la tradición en Margarita

20 abril, 2016
Por: Team COmplot

En la Asunción, la capital de la caribeña Isla de Margarita, acaba de abrir sus puertas el restaurante Guillermina. Allí, dentro de una hermosa casa centenaria, se cocina  una visión de país que mira al pasado pero sazona al futuro con amor y buen gusto.

_JFX0029 copy

Hablar de buen vivir, el savoir faire o el dolce far niente en un país como Venezuela es cuando menos una falta de respeto con todas aquellas personas que sufren la calamitosa situación del lugar. Hablar de belleza, estilo, buen gusto resulta innecesario y absurdo en un sitio donde el hambre, la muerte, el miedo y la desesperación son tan corrientes. Pero, sucede que en medio del horror siempre hay almas, muy afanosas ellas, empeñadas en construir un mundo que se parezca a sus sueños. Carlos Guerra y el Grupo DMC llevan tiempo tratando de convertir la Isla de Margarita en el lugar de sus anhelos.

_JFX0087 copy

En una vieja casa centenaria abre sus puertas este restaurante que pretende honrar la tradición pero dándole un twist moderno. Guillermina sorprende desde fuera con su color gris plomo que la convierte en un centro de gravedad dentro del pueblo de Asunción. La remodelación tomó dos años y  el resultado es encantador. Sus espacios recrean (de una forma muy libre) la antigua y famosa bodega de Pablo Quijada y el rincón de costura de su esposa Guillermina.

_JFX0068 copy

La entrada en una hermosa biblioteca que deja ver los adoquines originales de las paredes, luego pasamos a un patio interno lleno de color y vegetación que es el comedor principal, a un costado esta el bar justo en lo que fuera la bodega de Pablo. Guillermina es fruto de la obsesión y del amor de Carlos Guerra, uno de los emprendedores hoteleros más que queridos de la Isla de Margarita, por la historia y por los espacios que condensan recuerdos. La génesis de esa pasión está en los paseos que daba con su madre por las calles de La Pastora en Caracas. Como el Hotel Isabel la Católica este lugar responde a su empeño por devolverle esplendor y vida a edificios históricos.

_JFX0040 copy

Crisol de sueños, los espacios del restaurante, están invadidos por antiguedades que ha ido recopilando a lo largo de los años. También de pequeños herencias -y querencias- personales como el filtro de agua del que bebía su padre cuando era niño, la maquina de escribir que este usó sus años adolescente o el extintor de cobre que reposo en las paredes de algun hotel de los tantos en lo que trabajó.

_JFX0068 copy

La concepción arquitectónica del Premio Nacional de Arquitectura, Ángel Yañez y el diseño interior de Leandra Castillo usan todos esos elementos para crear espacios capaces de rendir tributo a la tradición mientras la reinventan.

La propuesta culinaria sigue el mismo precepto. El clásico pastel de chucho aparece ahora en una coqueta coqueta cazuela de hierro y el vuelve a la vida es macerado antes de llegar a nuestra boca. Dirigida por Oscar Rodríguez con asesoría del Chef Carlos García la cocina de Guillermina rescata platillos como frijolada asuntina o utiliza pescados de la región como la palometa que presenta de una forma moderna y contempóranea.

_JFX9992 copy

Existen muchas formas de luchar por un país. Una de ellas es construir espacios que se parezcan a eso queremos ser: un lugar gozoso donde la tradición sirve para edificar el futuro.

Dónde

Calle Unión, casa Nº 26 de La Asunción.

 

Instagram

@Guillerminarest