«Serenísima Sur», la reja abierta de Jefferson Quintana

23 marzo, 2016
Por: Ramón Barreto / Fotos: Raquel Cartaya y Yonel Hernández

«Serenísima Sur» es el nuevo libro de Jefferson Quintana junto a Camelia Ediciones, el mismo equipo que en 2014 atrapó las miradas de la crítica al llevarse la mención «White Raven» en la Internationale Jugendbibliothek -International Youth Library de Munich, Alemania.

En ese momento, la reedición del clásico juvenil en español «La Tía Berta», original de Felipe Marquez, le otorgó a Quintana otro reconocimiento internacional al crear un universo gráfico diverso, entretenido pero a la vez complejo. Previamente sus trazos habían cautivado a la European Phillarmonic of Switzerland y su trabajo gráfico terminó convirtiéndose en la imagen oficial de uno de los ensambles musicales más prestigiosos del mundo.

RaquelCartayaPhotographycua

No hay reto poco tentador para este diseñador gráfico hoy convertido en autor. Hace 8 años se embarcó en una aventura editorial que rehúsa a conformarse con un género. Dueño de un imaginario rutilante que le permitió materializar este «libro objeto», Quintana narra en delicado papel la historia de 74 familias a través de síntesis gráficas.

El autor no describe a los protagonistas únicamente desde sus relatos, sino desde las rejas que se levantan como barrera entre lo público y lo privado, un guiño a la vida cotidiana en cualquier bloque departamental. Esta es la historia de Serenísima Sur, el edificio en el que ha vivido por más de 20 años.

¿Cómo nace este proyecto? 

Surgió a partir de la experiencia personal. En los últimos talleres de la carrera decido contar una historia a partir de la reja de mi apartamento y lo que se concretó en un párrafo luego fue creciendo hasta que empecé a registrar fotográficamente las rejas de todo el edificio. Luego las ilustré y gracias a la ayuda de Eddymir Briceño esta serie se convirtió en un libro.

 Es complicado «enrejarlo» en un género. ¿Cómo lo describes?

Me gusta definirlo como «libro objeto». La hechura no tiene comparación. Fue impreso en papel de biblia y la encuadernación es japonesa, es decir, la hoja se dobla y es una gran pieza armada completamente a mano. La portada es totalmente gráfica y no tiene título. Una «joyita», en verdad.

DETALLE-IMPRENTAbaja

¿Por qué usar este elemento?

Este trabajo antecede cualquier otro. En el momento en que surgió aún no había ocurrido el otro gran proyecto editorial en el que he trabajado (Ratón y Vampiro de Yolanda Pantin) ni lo del paquete gráfico de la European Phillarmonic of Switzerland, entonces no tenía ningún juicio, ni pretensiones. Vi que las rejas de un mismo edificio eran completamente distintas, había patrones geométricos, unas que parecían telarañas…

Las plasmé en una síntesis gráfica fiel. Quise tomar como excusa esa barrera física que te frena a conocer a la gente que vive detrás de cada puerta, para contar las historias que yo me imagino ocurren detrás de cada marco. Hay una inquietud de mi parte por no querer olvidar lo que ha pasado en 29 años viviendo en este edificio, vecinos cercanos, gente que ya no está.

RaquelCartayaPhotographysie

De puertas abiertas

La violencia, el hacinamiento y la vecindad no sólo son patrones comunes en las ciudades Latinoamericanas, las pintorescas historias que se ocultan detrás de cada puerta también permiten identificarnos bajo la simple categoría de «seres humanos». Sin importar la latitud. Sin importar el gentilicio.

El reto de Jeff Quintana fue trasladar cada forma sinuosa del hierro en una anécdota conmovedora que lograra, a partir del discurso gráfico, abrir una puerta hacia el entendimiento del otro. A través de las rejas de sus vecinos plantea un universo de historias cotidianas, insospechadas y pintorescas.

¿Cuál fue tu forma de quitar barreras?

Fue un proceso muy riguroso. Algunas veces me encontraba rejas antes de las rejas. Tomaba fotos, dibujaba muy rápido para luego representarlas, hacía checks llenando un álbum de barajitas, luego relacionaba con textos y las revisaba una y otra vez. Volver a verlo todo en unos años me permitió reparar en que muchos no están, se murieron, salieron del país…

¿Cómo es la interacción con el texto?

Es muy curioso porque ahora que finalmente la gente tiene el libro en las manos surgen los links. Mucha gente comenta que en efecto siempre hay un vecino con una reja llamativa, o alguien con un perro que no se cansa de ladrar.

Es una forma de sentir al que tienes al lado, una forma de olvidar que no estás solo. El poder de la vecindidad, algo que tenemos mucho los Latinoamericanos, eso de abrirnos a los demás es un gran mensaje. Es un trabajo que tiene mucho del autorretrato. Nada habla más de nosotros que el lugar en el que vivimos, el que transitamos.

RaquelCartayaPhotographyuno

Quién

Jefferson Quintana.

Cuándo

Publicado en 2016.

Dónde

Camelia Ediciones.

www.cameliaediciones.com