Healdsburg,-Sonoma,-California

Tres días en Healdsburg te harán desear mudarte a Sonoma

16 Mayo, 2017
Por: Leonardo Dávalos / fotografías: Pedro Maal

Si estás pensando en mudarte al llamado “wine country” en Sonoma, California, te cuento que a una hora y media en carro desde el aeropuerto de San Francisco, se encuentra el secreto mejor guardado de Sonoma: Healdsburg.  Un encantador pueblo en el corazón de los mejores viñedos californianos.

Si alguna vez has visitado Sonoma sabes que es un verdadero paraíso para los amantes del buen vino y de la buena vida. Una llena de placeres y con muy pocas complicaciones. Y es que el llamado wine country es un lugar para relajarse y entregarse a la vida como debería ser diariamente. Libre de contaminación, rodeada de campos verdes, lomas con árboles frutales, un clima excepcionalmente agradable durante todo el año y lo mejor de todo sin estrés innecesario. Aquí no se necesitan poses, ni mucho menos pretensiones. Las cosas son como las ves, y mientras mas naturales sean mejor. La comida y el vino son dos actividades que se han convertido en una religión sagrada en esta región de California.

Jordan-winery-farm-land

Jordan winery farm

Tengo un poco de temor de escribir sobre Healdsburg, porque quizás si escribo lo que siento pueda tener como consecuencia que mucha gente quiera visitar o incluso mudarse a este pequeño pueblo, y acabe perdiendo su tan especial encanto. Y es que Healdsburg tiene un discreto encanto encerrado en sus dimensiones, en su topografía, en su gastronomía, en sus casas, en sus edificios, en sus vinos, en su clima, en su gente. Ese aire tan peculiar que se respira desde que llegas a su plaza principal.

Healdsburg-square

Healdsburg Town Plaza

Lunes, primer día.

El carro se detiene y bajamos a caminar por las calles frente a Healdsburg Town Plaza. Un cielo muy azúl, unos frondosos y muy verdes árboles y un envidiable clima de 16 grados centígrados nos recibe a las 2 de la tarde. El fresco de la brisa que se pasea entre los redwoods del parque y la plaza, acaricia nuestro rostro un poco cansado por el trayecto aéreo Miami- San Francisco. Madrugar vale la pena cuando te espera un lugar tan especial como este. Cruzamos y entramos en el Hotel Healdsburg, www.hotelhealdsburg.com con dos pisos de altura y todas las comodidades y lujos que un pequeño hotel design puede ofrecer. Un diseño que recuerda al concepto moderno escandinavo, donde el lujo no viene dado por mármol ni baños o recubiertas doradas. Aquí el lujo es percibido en los espacios bien diseñados, la nobleza de la madera, la comodidad de tener una magnífica cama King size, y unas almohadas extra fluffy. El lujo es tener wifi disponible y mini bar incluido. Tener una bicicleta a tu disposición cuando la desees y un desayuno tan saludable como variado y delicioso diariamente sin ningún costo adicional. Esto es lujo para alguien cansado de los lujos de la ciudad. Para el que realmente sabe que el lujo es ese intangible, ese tiempo para ti y los tuyos, para hacer lo que quieras y como lo quieras sin que nadie te moleste. De esto entienden muy bien en el Hotel Healdsburg. Un servicio amable, respetuoso y confiable que define la categoría de alojamiento. Apenas nos da tiempo de desempacar alguna ropa, darnos una ducha y salir a caminar y comer algo que nos mantenga vivos hasta la hora de la cena.

Donde quedarte en Healdsburg, Sonoma.

Cafe-Lucia-Healdsburg

Café Lucia

Obviamente estamos hambrientos, en ningún avión se come bien en vuelos nacionales por desgracia. Así que llegar a Café Lucia www.cafelucia.net  y probar las delicias que nos esperan en este acogedor bistró de Cozinha Nova Portuguesa, nos parece el mejor plan del mundo. Nunca imaginamos llegar hasta esta parte del mundo y encontrar algo tan exótico como nouvelle cuisine portuguesa. Obviamente atendidos de lujo y servidos con unos vinos portugueses de alta gama. Alguien podría imaginar una mejor bienvenida? Estoy seguro que no. Y es que los portugueses son generosos, sangre liviana, son latinos al fin y al cabo, por lo que terminamos conversando de todo, agradeciendo su comida y hospitalidad. Nos gustó tanto su cocina, que aquí te dejamos la receta del espectacular arroz con leche (conocido en inglés como rice pudding), que nos prepararon, y que gentilmente nos obsequiaron para compartirla contigo.

La mejor receta de arroz con leche

Healdsburg-Dry-Creek-Kitchen

Healdsburg

Luego del almuerzo, salimos a caminar, para bajar la comida y conocer un poco mas el pueblo. Definitivamente no hay tiendas de grandes cadenas, naturalmente conseguimos varios tasting rooms para probar los vinos de la zona, boutiques de ropa, cafés, galerías de arte, restaurantes, librerías, heladerías, jugueterías, etc…Todas con aire sencillo, agradable y sin pretensiones. Quizás el denominador común sea el carácter artesanal y local de los comercios, y esto mismo es lo que los hace especiales. Caminamos hasta que se hizo la hora de regresar al hotel a cambiarnos para la noche. Bueno la noche en este pueblo puede ser a una hora tan temprana como las 5 y media de la tarde. Baja la temperatura y es preciso abrigarse un poco.

Nos espera un cocktail de bienvenida en el mas encantador de los bed and breakfast que existen en el pueblo: el Grape Leaf Inn www.grapeleafinn.com definitivamente el lugar es sumamente acogedor. En una casa de estilo victoriano remodelada para alojar 12 lujosas suites, un comedor y una sala de estar. En su decoración utilizan elementos contemporáneos y antigüedades para lograr un estilo sofisticado campestre. Nuevamente se consigue el lujo en los detalles, en los vinos y quesos que ofrecen diariamente a sus huéspedes y visitantes todas las tardes como parte del alojamiento, en su desayuno diario a la medida con un chef que te cocina al momento lo que te provoque. El lujo está en las flores, los espléndidos arreglos de tulipanes, en su cálida recepción, en su servicio, en ofrecer un jugo natural de naranja o toronja recién exprimido. Y otra vez en esa libertad y privacidad que te regalan. No te presionan para nada jamás. Esa característica maravillosa tan propia del California living. Ese ser relajado o laid back, del que tanto se precian, ese trato es un lujo.

Baci-cafe-Healdsburg

Baci Cafe

Probamos los vinos y los quesos, conversamos con nuestros anfitriones de la Oficina de Turismo de Healdsburg, y se nos despierta el apetito. Menos mal que lo tenemos sano y robusto, porque se viene un festín de comida italiana y mediterránea en el Baci Cafe and Wine Bar www.bacicafeandwinebar.com donde todo, absolutamente todo lo que nos sirven de cena está preparado con los mejores ingredientes. En Baci se come bien y abundante, es una cocina sin muchas pretensiones, atendido por sus propios dueños, una encantadora pareja: el Chef Shari Sarabi, nacido en Irán y su esposa Lisbeth Holmefjord, nacida en Suecia. Una pareja muy peculiar y cálida que les gusta asegurarse de que sus comensales esten contentos con su comida. Su atención hace que parecer que comes en su casa, donde los anfitriones se esmeran por hacerte sentir bien. Quizás sea esta la razón por la cual los dueños de los viñedos lo consideren su lugar favorito. Una suerte de comedor para los wine makers y demás personas del mundo del vino de Sonoma County. Y nosotros lo comprobamos, era un lunes en la noche y el local estaba completamente lleno. Definitivamente un lugar para visitar en Healdsburg.

Martes, segundo día.

Al día siguiente, luego de comer un opulento y delicioso desayuno, salimos a explorar los viñedos de la famosa bodega Jordan Vineyard and Winery www.jordanwinery.com en el espectacular Alexander Valley.

Jordan-winery-Chateau

Jordan Winery

Desde que llegamos al impresionante Chateau de la bodega, apreciamos la belleza de sus verdes campos y arquitectura. Nos reciben con el nuevo champagne francés de su portafolio, Arlenoble Jordan Cuvée. Un champagne brut que es justo lo que necesitamos tomar extasiados con el esplendor que nos rodea en uno de los patios del Chateau. El viento frio sopla sobre nosotros y enfría aun mas nuestras copas. Lissa Matson, nuestra anfitriona en la bodega, nos tiene preparados varias estaciones alrededor de los viñedos y la bodega, en los cuales probamos el maridaje de los platillos preparados por el Chef del Chateau y los fantásticos vinos de la bodega Jordan.

Jordan-winery-garden-tasting

Jordan Winery Chardonnay tasting

Entre otros el Russian River Valley Chardonnay y el Alexander Valley Cabernet Sauvignon. Algo digno de resaltar es el paseo que nos ofrecen a través de los campos de cultivo de todo tipo de frutas y hortalizas, que utilizan para cocinar en el Chateau. Todo el complejo y en la propiedad es auto-sostenible. Aquí el concepto farm to table se cumple a cabalidad. No solamente las uvas de los viñedos, sino fresas, peras, manzanas, frambuesas, cilantro, perejil, tomates, naranjas, pepinos, lechugas, coles, espárragos y hasta miel es producida localmente en los cultivos aledaños a la bodega. Finalizamos con una cata vertical de Cabernet Sauvignon de varias cosechas especiales, acompañadas con quesos artesanales y un delicioso aceite de oliva extra virgen, también producto de sus campos. Una experiencia maravillosa que tienes que vivir.

Costeaux-French-Bakery, Healdsburg

Costeaux French Bakery

De los viñedos de Jordan, regresamos al pueblo de Healdsburg para almorzar en Costeaux French Bakery www.costeaux.com poseedora del premio a la mejor pastelería de Sonoma, y la responsabilidad de elaborar los mejores panes artesanales de Healdsburg. Aquí nos comimos un exquisito panini de salmón y unos postres que los verán en las fotos, no quiero ni recordarlos, porque temo que las calorías vuelvan a mi a través de mis pensamientos.

Virginia-Dare-tasting-room

Virginia Dare tasting room

En la tarde regresamos a Alexander Valley para visitar y conocer Virginia Dare Winery www.virginiadarewinery.com una propiedad del grupo de Francis Ford Coppola, quien la adquirió recientemente y le imprimió su sello cinematográfico. Sus vinos cuentan la historia de los nativos indios americanos que reproducen mitos y leyendas en sus excelentes caldos. Puedo afirmar que estos señores son unos genios del mercadeo, ya que todos los detalles de la bodega, incluyendo el concepto, diseño y decoración de sus espacios, café, sala de catas, etc.. está perfectamente pensado. La historia es redonda; es infalible no salir con el libro de cuentos o algún otro material alusivo a esta leyenda de Virginia Dare. Obviamente también probamos varios de sus vinos. Claro ya haciendo un poco de compás de espera entre uno y otro para no sobrecargar nuestra avanzada somnolencia.

DaVero-2014-Carignano

DaVero Farms & Winery

Al salir nos regresamos a Dry Creek Valley para visitar DaVero Farms & Winery www.davero.com en donde nos atiende su propietaria, Shanon Still, para brindarnos una cata de sus excelentes vinos tintos Carignanos, San Giovese, Barbera, Primitivo e Impossibile. Vinos con carácter y pasión sin duda. Nos alegra la tarde con un interesante tour por la granja que está certificada como biodinámica. Allí crecen olivos, vides, árboles frutales, entre las que se pasean pollos, gallinas, cerdos, y ovejas. Todo se recicla, nada se desecha en DaVero Farms. Queda muy cerca del pueblo de Healdsburg, asi que es una opción para visitar incluso -si se desea- caminando.

Regresamos al hotel para ducharnos, descansar un poco mientras llega la hora de la siguiente salida.

SpoonBar

Spoonbar

Esa misma tarde a las 5 salimos con la gente de www.winecountrywalkingtours.com quienes nos invitan a conocer junto a ellos algunos lugares especiales. Comenzamos por el ultra hip y moderno Spoonbar www.spoonbar.com donde recibimos una clase de coctelería y nos divertimos preparando un trago con todas las de la ley, obviamente para terminar bebiendo cada uno el suyo.

Persimon-Healdsburg

Persimon on the Square

De allí vamos a comer unas entradas a Persimon on The Square www.persimonhealdsburg.com un agradable lugar para una degustación de cocina asiática que fusiona la vietnamita, tailandesa y china con técnicas francesas, utilizando ingredientes de Sonoma. Sus rolls vietnamitas de vegetales y langostinos son altamente recomendables. Al finalizar de beber y comer en Persimon, cruzamos literalmente la calle para visitar una galería de arte local Erickson Gallery www.ericksonfineartgallery.com y conocer artistas locales. Para salir de allí y continuar a con la cena, y naturalmente seguir con mas catas de vinos.

Relish-culinary-adventures-Healdsburg

Relish culinary adventures

Esta vez vamos a Relish Cooking School www.relishculinary.com donde cocinamos nuestra propia comida. Una ensalada con nueces, espinacas y naranjas y un pescado con espárragos de temporada. Una grata experiencia, ideal para terminar con un largo día, sobre todo porque el Hotel Healdsburg nos queda a una cuadra, ventajas de estar céntrico.

Miércoles, tercer día.

Desayunamos un poco mas temprano porque nos toca salir al tour en bicicleta a través de los viñedos. Esta es la experiencia que mas hemos esperado. Llegamos a Wine Country Bikes www.winecountrybikes.com para escoger una bicicleta a nuestra medida y por supuesto acompañada del kit completo: casco de seguridad y una botella de agua.

Sonoma-bike-rides

Paseo en bicicleta por Dry Creek Valley

El paseo lo iniciamos saliendo de Healdsburg hacia Dry Creek Valley, una oportunidad de oro para poder apreciar toda la belleza natural del paisaje conformado por los viñedos, los campos, las granjas, las casas, las bodegas, mientras pedaleas por las lomas y caminos de este fértil y hermoso valle.

Martorana-winery

Martorana Winery

Por supuesto que el tour contempla varias paradas para conocer mas a fondo y personalmente la industria del vino de esta región. Y así nos detenemos para degustar unos canapés y probar unos vinos en los bellos viñedos y bodegas de Martorana www.martoranafamilywinery.com  ; y en Dry Creek Vineyard www.drycreekvineyard.com  nos ofrecieron además de una amena cata de sus vinos, la posibilidad de relajarnos en sus mesas para disfrutar de un almuerzo campestre tipo picnic, antes de regresar en nuestras bicicletas al pueblo.

Dry-Creek-vineyard, Sonoma

Dry Creek Vineyard

Llegamos al hotel absolutamente extenuados pero felices de haber cumplido este sueño de pasear en bicicleta por los viñedos. Un merecido baño de tina caliente para relajar el cuerpo, antes de salir a la recepción de despedida en Shed www.healdsburgshed.com

Shed-Healdsburg-shop

Shed Healdsburg

Un lugar absolutamente fantástico y moderno, en el cual puedes comprar, comer, beber o sencillamente sentarte a disfrutar y conversar mientras te tomas un vino o un café. El Chef Perry Hoffman nos prepara una degustación de exquisitos canapés y manjares frescos de su cocina. El tiempo pasa volando mientras admiramos el diseño del lugar, tomamos una copa de champagne y seguimos disfrutando de una inolvidable recepción de parte de los amable propietarios fundadores de Shed.

Shed-Healdsburg-exterior

Shed Healdsburg

Nos cuesta despedirnos para continuar a nuestra cena, en uno de los mejores restaurantes de Sonoma, el emblemático Dry Creek Kitchen. www.charliepalmer.com en el cual nos consienten personalmente el mismísimo Chef Charlie Palmer, su legendario dueño, y el Chef Ejecutivo Scottie Romano, para brindarnos una deliciosa cena de siete platos acompañada por los mejores vinos de la región. Una velada en la que no faltaron las anécdotas personales de los anfitriones, los cuentos del lugar y la buena conversación. Aunque este restaurante se encuentra en la planta baja de nuestro hotel, decidimos salir a caminar en la noche fresca y despejada de Healdsburg, buscando una estrella fugaz a la cual pedirle el deseo de que podamos muy pronto regresar a este maravilloso lugar.

Dry-Creek-Kitchen-octopus

Dry Creek Kitchen octopus