Vicentín: El extraño caso de un Malbec Blanco

7 Abril, 2016
Por: Team Complot

Singular en su estilo, el primero en su clase o el más original de Argentina. Son muchas las etiquetas para definirlo. El cruce de ideas entre los enólogos Carola Tizio y Paul Hobbs dio una vuelta de tuerca a la cepa emblema del país austral. Hicieron lo impensable, un malbec blanco.

Es un asunto de piel. Para quitarle el color rubí sólo fue necesario quitarle el hollejo. Este caldo, el único ejemplar de malbec pálido que se conoce,  es toda una sorpresa. Sus reflejos rosas destilan olores de sandía, lilas, violetas, un dejo de canela y especies prueba de su paso por la barrica de roble.

Conceptualizado desde el viñedo, tiene un gusto fresco, dulce, untuoso y un tanto achispado. Compañero ideal de pastas rellenas con salsas suaves, marida muy bien con casi todos los entrantes.

La Bodega Vicentín hizo suya la misión de demostrar que el malbec es una cepa versátil capaz de producir algo más que tintos. Y este vino es la prueba de ello.

www.vicentinfw.com